Utilizamos cookies para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información aquí

Regístrate o identifícate para acceder a la información completa de Plan Lector.
Acceder o Darse de alta.

La Celestina

Fernando de Rojas

Sinopsis

Texto adaptado al castellano moderno, con introducción, notas y actividades, a cargo de Jorge León.
La Celestina (1499-1507) empieza cuando Calisto conoce a Melibea y nace en él una obsesión que solo podrá calmarse si logra encontrarse con ella. Pero las normas sociales de la época lo impiden, y obligan a la mujer a dar una negativa. Sempronio, criado de Calisto, le aconseja que se sirva de Celestina, que regenta un prostíbulo venido a menos, y que tiene buena mano en estos asuntos. Se inicia entonces una loca carrera en la que los personajes buscan de forma egoísta su propio beneficio, aun sirviéndose de engaños y mentiras: Calisto desea poseer a Melibea; Celestina y Sempronio quieren enriquecerse a costa de su amo; Pármeno, el joven criado, aunque era fiel a su señor Calisto, se aparta de él para poseer a Areúsa, prostituta protegida de Celestina, y enriquecerse con sus amigos. Todos se dejan llevar por sus propias obsesiones, que irremisiblemente les conducirán a la tragedia.

Jorge León Gustà es Doctor en Filología Hispánica y catedrático de Instituto Torre Roja de Viladecans. Es co-autor de diferentes manuales de Lengua castellana y Literatura de la ESO, y de comprensión lectora. Ha editado la comedia de Lope de Vega Los melindres de Belisa, ha sido investigador del proyecto manosteatrales.org para la Duke University, de Carolina del Norte. Es, además, autor de diferentes artículos de investigación de poesía del Siglo de Oro y del siglo XX.

Sobre el autor

Fernando de Rojas

Fernando de Rojas (1470?-1541), siendo estudiante de la Universidad de Salamanca, encontró un manuscrito anónimo con una trama inacabada. Le entusiasmó hasta tal punto que se decidió a concluirlo. Sin embargo, aunque quedó como una de las obras maestras de la literatura universal, Fernando de Rojas no volvió a tener ningún contacto con el mundo literario. Nacido en la Puebla de Montalbán, vivió a partir de 1507 en Talavera de la Reina (Toledo), donde se casó y tuvo siete hijos. Allí se dedicó a su oficio: fue juez y abogado, y, probablemente fruto de su trabajo, fue adquiriendo propiedades, que le proporcionaron una holgada posición económica.